Inicio > Temas para Oratoria > Cómo Hablar en Público: “La Fórmula de los BEATLES”

Cómo Hablar en Público: “La Fórmula de los BEATLES”

la formula the los beatles

La formula the Los Beatles

¿Te gustaría tener en tus manos una Fórmula que te garantice el ÉXITO al Hablar en Público?

Seguramente has oído hablar de “Los Beatles”, uno de los grupos musicales más exitosos de la historia, y tal vez pienses que su éxito se debió solamente a su talento.

Pero, NO sólo fue su talento…

Ellos desarrollaron una fórmula para diseñar cada una de sus canciones de tal manera que tuvieran el Éxito asegurado desde el momento de presentarla por primera vez en público.

Por supuesto que el talento es importante, pero de nada sirve si no se sabe VENDER. Por eso es necesario entregar un buen producto de una manera que enganche a las personas.

La fórmula de Los Beatles incluía ciertos patrones específicos en la manera en que estructuraban toda su música: Incluyendo una introducción, versos, requinto y coro. Pero también en la forma en que la energía y las emociones fluían a lo largo de todas sus canciones.

¿Qué tiene que ver esto con el tema de Hablar en Público?

Así como ellos usaron una fórmula para diseñar canciones exitosas, tú puedes también usar una FÓRMULA para diseñar presentaciones y discursos exitosos.

Sobre todo, debes diseñar el flujo de energía y emociones que vas a entregar a tu público, tal como se observa en la gráfica.

Para lograr esto, Los Beatles buscaban crear una especie de onda energética con tendencia a ir de abajo hacia arriba:

la Formula de los BEATLES

Lo mismo debes hacer tú desde que empieces a idear tu presentación.

Además de estructurar tu introducción, cuerpo, ejemplos y conclusión, identifica esos momentos donde vas a entregar reflexiones o información con una modulación y energía baja, así como aquellos otros donde vas a hacer que tu público explote en emociones.

Momento Climático

Al diseñar su onda energética, Los Beatles utilizaban lo que se conoce como Momento Climático (Climax), que consiste en esos pequeños instantes que agregan más energía y momento a la canción.

Es importante que definas y visualices en qué momentos de tu discurso vas a dejar a tu público “Sin Aliento”, al borde de sus asientos y totalmente impactados por tu mensaje.

Un momento climático NO necesariamente significa gritar o elevar el volumen o el tono de tu voz. Lo importante es aumentar la INTENSIDAD de las emociones que transmites. Lo puedes hacer incluso con esa pausa en la que todos se quedan impresionados por lo que acabas de transmitir.

Quizá tu climax represente ese “golpe final” en el que terminas de entregar un mensaje de alto impacto.

En la música lo podemos ver usualmente justo después del coro, aunque no hay una regla específica que indique donde debe de ir este momento climático.

¿Cómo Mantenerlos Enganchados?

Además del flujo de energía, emociones y climax a lo largo de la canción, Los Beatles utilizaban ganchos de 4 diferentes tipos:

  • Un ritmo repetitivo. Como los coros que responden a la voz principal en la canción: “Twist And Shout”.
  • Una introducción inconfundible. Tal como el requinto inicial de la canción “Octopus’s Garden” que te engancha a escucharla desde el comienzo y no te da opción ni de pausar tu reproductor.
  • Un patrón repetitivo de fondo. Este patrón es casi imperceptible. Un ejemplo es el rasgueo de guitarra en la canción “Yesterday” que va muy bien sincronizado con la voz y te mantiene enfocado en ella.
  • Gritar una palabra clave. Por ejemplo la palabra “¡HELP!” gritada en la canción que lleva ese mismo nombre.

Estos son algunos ejemplos de cómo puedes usar estos ganchos en tu próxima presentación:

  • Puedes buscar alguna frase que vayas a emplear repetidamente para diferentes situaciones,
  • Puedes iniciar con una frase impactante o una historia interesante,
  • Identifica un patrón de pensamiento que puedas repetir en diferentes contextos,
  • Haz que tu público repita una palabra significativa en voz alta cada tanto tiempo.

El proceso de creación de una obra de arte:

Los Beatles también tenían un sistema de creación de sus canciones. Consistía en un procedimiento muy específico que ellos seguían paso a paso cada vez que trabajaban en una composición nueva:

  1. Partir de la idea inicial,
  2. Darle forma a la idea,
  3. Hacer un borrador y afinar detalles hasta estar satisfechos,
  4. Tocar la canción (practicar y seguir detallando).

Esto mismo lo puedes aplicar para convertir tu siguiente presentación en una verdadera obra de arte. Lo que tienes que hacer es descubrir cuál es el proceso que funciona mejor para ti.

Puedes comenzar por el inicio, la conclusión o el mensaje central, tal vez quieras esquematizar primero tu contenido, o quizá te resulte mejor empezar por improvisar y hablar un poco sobre tu idea.

Todo depende de ti, de que experimentes y definas tu propio método de trabajo.

¿Si sigo la fórmula, voy a ser uno más del montón?

En este momento tal vez te estés preguntando: ¿Si usaron la misma fórmula, por qué no se parecen sus canciones?

La lógica nos dice que al seguir un sistema, es muy probable que todos tus discursos terminen muy parecidos entre sí, o que el resultado sea algo muy monótono y aburrido, sin lugar para la inspiración o la imaginación.

La realidad es que el SISTEMA es el que permite a la creatividad emerger, porque al familiarizarte poco a poco con el proceso de diseño, tu mente aprenderá a concentrarse en nuevos contenidos y nuevas ideas.

Es decir, el sistema está diseñado para crear algo ÚNICO e irrepetible cada vez.

¿Qué distingue a una canción de otra?

Para no caer en la monotonía Los Beatles trabajaban en crear métricas de tiempo que le daban un toque interesante y único a cada canción.

Una métrica de tiempo es una combinación única de pulsos fuertes y débiles dentro del ritmo base de la canción. Incluso, Los Beatles utilizaban diferentes métricas de tiempo a lo largo de una misma canción para darle variedad y hacerla fácil de escuchar.

Así, aunque varias de sus canciones emplean el mismo COMPÁS musical, cada una transmite un ritmo único e irrepetible.

Eso mismo puedes hacer en tus presentaciones para distinguirlas de cualquier otra que alguien haya realizado. Busca experimentar y salpicar tu discurso de diferentes detalles, historias, ejemplos, pausas y estructuras en un orden novedoso.

Recuerda que la innovación NO viene de crear algo completamente nuevo, sino de combinar elementos existentes de una manera en que nadie más lo ha hecho.

La CALIDAD es la Base de la Excelencia.

El Éxito de Los Beatles NO hubiera sido posible si NO se hubieran comprometido con la CALIDAD en lo que hicieron.

Hoy en día vemos muchos artistas que tratan de usar diferentes fórmulas para crear sus canciones, pero dejan de lado la calidad y terminan creando algo mediocre que a veces logran posicionar en la radio sólo por repetición.

Te recomiendo entonces aplicar todo lo que has aprendido hoy de esta fórmula, pero sobre todo ponerle CALIDAD a todo lo que haces.

Siempre pregúntate: ¿De qué manera puedo mejorar yo, para que mi mensaje tenga más impacto y más calidad?

Víctor Toscano
TecnicasHablarEnPublico.com

P.D: Si te parece útil esta información, por favor haz clic en “Google +1” y compártelo en “Facebook” y “Twitter”. ¡Muchas Gracias!

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. mayo 10, 2014 en 4:57 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: