Inicio > Temas para Oratoria > Cómo Desarrollar un Tema en Público | Enfoca tu Discurso

Cómo Desarrollar un Tema en Público | Enfoca tu Discurso

Como Desarrollar un Tema en Publico  Enfoca tu Discurso¿Te ha pasado que tienes que realizar una presentación en público pero NO sabes cómo abordar el tema?

Cuando enfrentas el momento en que tienes que pararte y dar un discurso, lo más importante que te tienes que responder es el “por qué vas a dar esa presentacion.”

No estamos hablando de que te preguntes si el discurso que vas a dar es para tu clase en la universidad o porque tu jefe te esta obligando porque no tiene ganas de hacerlo.

Estamos hablado de que para dar un buen discurso, lo primero que debes de saber es:

¿Para qué es ese discurso?

¿Qué es lo que quieres lograr al transmitir esas palabras? ¿Cuál es el objetivo? Cuando identifiques claramente la meta del discurso y lo que quieres que el publico experimente durante la presentación, tendrás la información necesaria para saber que clase de contenido usar, así como definir muy bien la actitud y el enfoque que adoptaras cuando des tu platica.

Existen 4 razones básicas por las que alguien da un discurso. Puede ser para informar, para divertir, para inspirar o para tomar acción. Y algunos discursos pueden ser una combinación de estos 4 objetivos.

Un sermón suele ser para mover, lo que significa una mezcla entre inspirar y tomar acción. Una cátedra en la escuela esta diseñada para informar y si tienes suerte, el maestro tratará de hacerla también con la finalidad de que te impresione y entretenga. Así entonces, la finalidad es lo primero que debes preguntarte cuando tengas que escoger el tema para tu publico.

También hay variaciones en los temas. Un discurso que intente vender algo es una variación entre informar, inspirar y tomar acción.

Una buena pregunta que debes hacerte a ti mismo cuando estés listo para preparar tu presentación es:

¿Que es lo que quiero que este publico haga con esta información?

  • Si quieres que se marchen con nueva información que los haga ser mas inteligentes, debes hablar para informarles.
  • Si quieres que rían y se diviertan, debes hablar para entretener.
  • Si quieres que digan: “¡Wow! Yo quiero ser una mejor persona.” Estarás hablando para inspirar.
  • Si quieres que  vayan a visitar tu sitio de web, o que se unan a un partido político o que dejen de dañar la capa de ozono, entonces el objetivo de tu discurso es que tomen acción.

No es necesario que anuncies cuál es tu objetivo cuando empieces a hablar. Algunas veces será  muy obvio. Si hablas para tu clase en la escuela, es obvio que lo harás para informar a tus compañeros. Pero tal vez también estés buscando convencerlos para que vivan de cierta  manera o para que tomen alguna otra acción con la información que les des.

Un discurso para divertir también puede ser un sermón suavemente hablado. Observa a un comediante y  escucharas pequeñas partes de filosofía, como: “Gente, todos nosotros somos iguales, tenemos que empezar a aprender a vivir juntos”, en medio de la presentación cómica.

El comediante  sale con la intención de convencerte de que cambies tu visión y tu comportamiento, y está utilizando la comedia como una herramienta para tal fin.

Todas estas son adaptaciones de la forma básica de la oratoria. Para asegurarte de que tu  mensaje llegue a su objetivo primario, escribe el mapa o esqueleto de tu discurso con tu meta principal en mente. Puedes incluso empezar por escribir primero la conclusión.

Puedes empezar por la conclusión:

La conclusión puede puede ser algo como: “Entonces damas y caballeros, espero que puedan ver como el uso de un sistema de transito masivo puede hacer mucho para prevenir el daño a la capa de ozono.”

Y de ahí puedes ir hacia atrás en el cuerpo del discurso y plasmar en el esqueleto los tres puntos principales que te servirán de argumento.

Esto te permitirá evaluar tu discurso por ti mismo a terminar de escribirlo, y determinar si tus puntos van a convencer a tu publico y por tanto, saber qué tanto Éxito vas a tener.

Todo empieza por el esqueleto.

Con el esqueleto ya hecho, puedes regresar a escribir tu discurso desde el comienzo y utilizar cualquiera o todos las propósitos de un discurso como capas que recubren la razón principal de tu platica.

Puedes usar humor, historias inspiracionales, mitos urbanos o hechos  históricos para que tu discurso sea divertido, contundente y atrape la atención.

Si al finalizar tu platica, puedes ver que lograste tu meta principal, entonces tu discurso fue bien construido. Y un discurso bien construido es fácil de presentar, y es más fácil para tu publico escucharlo, así que todos ganan.

Entonces, ¿cómo vas a aplicar esta información en tu próximo discurso?

¡Escríbeme un comentario!

Víctor Toscano
TecnicasHablarEnPublico.com

P.D: Si te parece útil esta información, por favor compártelo en “Facebook” y “Twitter”. ¡Muchas Gracias!

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: