Inicio > Miedo a Hablar en Público > Miedo a Hablar En Público – Aprende a Vencerlo y Superarlo

Miedo a Hablar En Público – Aprende a Vencerlo y Superarlo

Miedo a Hablar En Público - Aprende a Vencerlo y Superarlo

Víctor Toscano en las Alturas

“Las únicas barreras que existen, son las que tú mismo creas.”

Para muchos, la barrera más difícil de superar en su carrera profesional y en su vida, es la de hablar en público.

En este artículo aprenderás a superar y vencer tu miedo a hablar en público de una vez por todas.

Para explicarte mejor cuál es el proceso que me permitió a mi superar mi miedo, voy a usar una analogía muy interesante.

Imagina que te han retado a saltar de un avión en paracaídas, y tú aceptaste el reto. Sin embargo, tienes mucho miedo a las alturas.

En este punto tienes dos opciones: arrepentirte y cancelar el reto, o enfrentar y vencer tu miedo.

La segunda alternativa es la que eligen los valientes, y son los valientes los que logran grandes hazañas en su vida.

Y si las recompensas son como las de hablar en público…

Ahora piensa que te ofrecen un mejor trabajo en el que vas a ganar más dinero trabajando menos tiempo, vas a tener más y mejores amigos, va a mejorar tu vida social, tu vida de pareja.

Todo en tu vida mejora con el simple hecho de atreverte a vencer tu miedo a las alturas y lanzarte de ese avión. Seguramente estarías muy decidido a hacerlo.

¿Cuál es tu estrategia para lograrlo?

Necesitas una estrategia para minimizar tu miedo y asegurarte de que todo salga bien, así que lo primero que necesitas es un plan de seguridad.

Por supuesto, si nunca has saltado en paracaídas, tienes que recurrir a un experto que te ayude a preparar todo. Normalmente en estos casos vas a saltar junto con un instructor que se va a encargar de llevarte de regreso a tierra firme sano y salvo.

Empaca bien tu paracaídas…

Lo último que quieres es que tu paracaídas no se abra cuando estés en el aire. Por eso debes asegurarte de empacarlo bien para que funcione correctamente en el momento crítico.

Lo mismo debes hacer cuando escribas y prepares tu discurso. Debes diseñarlo para que te lleve de la mano al trasladarte de un tema a otro, de manera que si el público no responde como lo esperabas, la siguiente frase te permitirá seguir adelante tranquilamente.

Repasa tus movimientos.

Al igual que cuando preparas un discurso, el instructor te mostrará los movimientos que tienes que realizar y te va a poner a repasarlos y repetirlos muchas veces en la seguridad del suelo. La práctica evitará cualquier error que pudiera resultar fatal.

Tu práctica la debes de realizar en la seguridad de tu casa, frente a un espejo, imaginando que tienes a las personas frente a ti.

¿Cuál es tu vía de escape?

Los paracaidistas siempre llevan un paracaídas de emergencia para usarlo en caso de que el principal falle o no se abra correctamente. Esa es su vía de escape que salvará su vida.

Arriba del estrado, necesitarás tener tu propia vía de escape, diseñada previamente, que te salvará en caso de que algo salga mal con tu presentación. Puede ser algunas frases adicionales, un discurso alternativo o material de apoyo extra.

Una vez que el avión despega, no tienes escapatoria.

Cuando el avión vaya tomando altura, los nervios se harán cada vez más intensos, y tal vez quieras arrepentirte. Pero debes hacer aquello para lo que has estado preparándote, ya no tienes alternativa.

Imagina la sensación de haber preparado tu discurso por semanas y el día del evento no presentarlo. Sería muy decepcionante para ti y para los que esperaban escucharte.

El mayor miedo lo vas a sentir en esos segundos justo antes de la hora de saltar, o justo antes de que digan tu nombre y te pidan pasar al frente. Pero una vez que estés en el aire, habrá valido la pena.

Ya NO vas a sentir nervios ni miedo cuando estés volando libremente por el cielo, sólo sentirás mucha adrenalina y emoción, y cuando llegues al pisto te invadirá una total satisfacción de haberlo hecho.

De igual manera, cuando estés hablando frente a tu público, no habrá temor ni tensión, sólo emoción, entusiasmo y adrenalina. Y cuando hayas terminado, te sentirás plenamente satisfecho.

El valiente enfrenta el mismo miedo y con la misma intensidad que el cobarde, con la diferencia de que se atreve a enfrentarlo.

¿Estás dispuesto a enfrentar tu miedo?

O… ¿Prefieres quedarte a mirar como otros logran lo que se proponen y disfrutan de una vida exitosa?

Tú tienes la opción de arrepentirte, darte por vencido y renunciar a tus sueños, o decidirte a superar y vencer tu miedo de una vez por todas.

¡La decisión que tomes depende de ti!

Víctor Toscano

P.D: Si te parece útil esta información, por favor haz clic en “Google +1” y compártelo en “Facebook” y “Twitter”. ¡Muchas Gracias!

Anuncios
  1. noviembre 11, 2012 en 9:25 pm

    El miedo al hablar en publico es como es miedo a las alturas y a la oscuridad. Cuando lo enfrentamos se enciende una llama dentro de nosotros que nos puede hacer volar y alcanzar lo que más queremos.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: